Que no acabe así

en la bici, camino al trabajo, me asalta un pensamiento

podríamos morir en este instante

en este radiante día de invierno

antes de que la rueda de otra vuelta

aplastados por su furia

como cáscaras de huevo

nuestras vidas en sus manos

su cabeza llena de demonios

como en aquel entonces, pero peor

en el semáforo, una niña en su cochecito susurra algo a su muñeca y sonríe

su madre se abre paso empujando el coche entre la muchedumbre

“ánimo”, se dice, “un paso a la vez”, añade

un chofer de bus toca la bocina a los manifestantes que bloquean el paso

un grupo de estudiantes se abre camino con paso derrotado

que no acabe así

porque no hay guerra buena

eso es cosa sabida

y el mal es singular, y los buenos somos más

que no acabe así

sanaremos las heridas

enterraremos a nuestros muertos

labraremos la tierra, regaremos las plantas

volveremos a enamorarnos

enseñaremos a nuestros hijos que todas las tristezas se parecen

como el océano son una

la tuya es la mía

Gracias, Stefan, por animarme a traducir este poema

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s